martes, 28 de enero de 2014

NOS QUEDA LA PALABRA



Nos queda la palabra

Descubrí a José Emilio Pacheco, gracias a Poemas un mini libro editado por la Semana Negra. De aquellas poesías hubo una: Alta traición, que se me quedó como permanente referencia, y hoy la quiero compartir, por aquello de llevar la contraria a la muerte que ayer se lo llevó de viaje.

No amo mi patria.
Su fulgor abstracto
     es inasible.
Pero (aunque suene mal)
     daría la vida
por diez lugares suyos,
     cierta gente,
puertos, bosques de pinos,
     fortalezas,
una ciudad deshecha,
     gris, monstruosa,
varias figuras de su historia,
     montañas
-y tres o cuatro ríos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario